8 Elementos que no pueden faltar en tu Jardín Zen

Más allá de su apariencia  relajante, se dice que con solo mirarlos los jardines Zen pueden ayudar a las personas a sintonizarse con  un estado mental  lleno de tranquilidad y propicio para meditar.   De esta manera, amparados en su linda  imagen y la concepción mística que los origina, los  jardines Zen se han ido extendiendo hasta llegar a popularizarse a lo largo de todo el planeta.

Se dice que probablemente todo comenzó en los templos budistas de  Kyoto, Japón por allá en el año 14  de nuestra era. Desde aquella época,   los jardines Zen estaban concebidos en espacios relativamente pequeños, limitados por las paredes de las edificaciones de un entorno urbano. En principio,  se creaban  con el objeto de nada más observarlos  pero con el tiempo fueron evolucionado y actualmente algunos  de estos espacios invitan a recorrerlos  desde su interior.

Tener tu propio jardín Zen puede ser una tarea muy sencilla. Lo importante es que  cuando lo elabores con tus propias manos o lo encargues a un profesional, no dejes pasar los elementos cruciales de esta hermosa tradición asiática, capaz de combinar de manera magistral el misticismo y la estética más sublimes.

1. La inmutabilidad de la roca 

Las rocas y piedras  son unos de los elementos protagónicos en los jardines Zen.  Su  presencia primitiva y amorfa invita a una sensación de tranquilidad atemporal. Igualmente, se usan para contraponerse a otros elementos como la arena o el agua. De esta manera, se busca fomentar  la meditación acerca del equilibrio entre las contradicciones  de la existencia.

2. El flujo de la grava

Las ondas de  granito blanco o beige  triturado generan  la dinámica visual en la quietud de los jardines Zen.  Las ondas, patrones y senderos de grava cuidadosamente elaborados, representan las corrientes de agua y  son la marca distintiva de estos espacios en su concepción del flujo de la energía vital.

3. La eternidad del agua

Bajo la forma de estanques, cascadas o pequeños cauces, el agua es un elemento que no puede faltar en  los jardines Zen. Su presencia, en contraposición con las rocas, habla un poco acerca de la concepción del Ying Yang.

La presencia de los   coloridos peces Koi agregan vitalidad a los cuerpos de agua y son parte esencial de los jardines Zen. Estas simpáticas mascotas se adaptan por igual a los  espacios pequeños o grandes.

4. La guía de la piedra

La inmersión en la experiencia de los jardines Zen  está guiada por los senderos de piedra. Nada se encuentra al azar porque el visitante debe caminar únicamente por donde el mismo jardín le indica a través de sus caminos empedrados.

5. Una  entrada a la experiencia

Puede ser una puerta como tal o apenas un simple marco de madera, lo cierto es que las  entradas tienen un importante  significado en los jardines Zen.   La idea es que al atravesarlas y transitar por los espacios del jardín el visitante experimente la sensación de encontrarse en una dimensión espiritual y física distinta.

6. Las enseñanzas del arce y musgo

Debido a las características climáticas asiáticas, el musgo y el arce japonés son algunas de las especies más tradicionales  en los jardines Zen. Sin embargo, puedes atreverte con tus las variedades locales para generar el mismo efecto en tus espacios.  El musgo representa la humildad de una planta que crece en condiciones difíciles, mientras que el arce aporta el toque preciso de colores vivos,  característico  de los jardines zen más hermosos.

7. Una vista desde un puente

Con su forma arqueada y su color rojo, los puentes son elemento tradicional  que no puede obviarse.  Por lo general están construidos en madera y constituyen el punto más alto del jardín. Desde allí puede tenerse una vista única del jardín Zen. También se usan mucho los puentes de piedra, bien sea como paso o lugar para sentarse a contemplar.

8. Buda

Representando en cualquiera de sus personificaciones,  la presencia de buda  es un elemento que cumple una función decorativa y espiritual al mismo tiempo. Por lo general puedes situarlo en los lugares más internos del parque y  preferentemente realizado en madera, metal o cerámica.

5 trucos sencillos para hacer tus espacios más hermosos

¿Quieres embellecer tus espacios no sabes por donde comenzar? Aunque siempre es deseable, no tienes porque llamar a un decorador profesional ni invertir toneladas de dinero en  costosas piezas de diseño y artefactos de última tecnología . Existe una ABC  aparentemente sencillo pero poderoso que encierra los puntos de partida para lograr tu objetivo. En @rochainmuebles lo traemos para ti.

Píntalo todo

Una buena pintura de tu color favorito siempre va a embellecer tus espacios. No olvides limpiar las superficies antes de  trabajar, así como  también proteger los muebles y objetos pero sobretodo haz las cosas con mucha paciencia.

Recurre a un concepto

Mover cuadros y objetos según un concepto  hará de tus espacios  lugares con sentido estético y funcional. De esta manera, serán cada vez  más habitables e interesantes.

Juega con las luces

Al aprender a trabajar con la luz artificial o natural, descubrirás  como  generar efectos sorprendentes, empleando persianas, cortinas, bombillos y  lámparas, entre otros recursos.

Usa el verde

El uso de  las especies vegetales bajo cualquier directriz,  siempre aligera las energías porque da un toque de calidez y vitalidad agradecido por todos.

Recuerda: la  belleza esta en los detalles

Concentrarse en los detalles se traduce en la diferencia entre un espacio común y corriente y otro digno de admiración. Cuida  las manijas de las puertas, los grifos, los cojines que adornan a los sofás y aquellos elementos decorativos  como las alfombras, cortinas, ventanas de cristal, entre otras. Igualmente, conserva en  buen estado los pisos y las puertas.  Ajustar estos detalles  y otros aparentemente pequeños genera resultados increíbles.

Rocha Inmuebles

Claves que ayudarán a ahorrar tiempo y dinero con el Home Staging

Nuestro anterior articulo acerca del Home Staging  despertó mucha receptividad en varios de los miembros de la comunidad de @rochainmuebles, quienes nos solicitaron profundizar en el tema. Esto se debe a que el Home Staging viene ganando cada vez más seguidores entre las personas que desean vender una propiedad. Bien sea  a través de  un especialista o aplicándolo por cuenta propia,  los resultados de su aplicación se reflejan sobre dos aspectos trascendentales: tiempo y dinero.

Concebida como una técnica decorativa para  generar una puesta en escena vendedora en las propiedades,  el Home Staging  tiene comprobado efecto sobre la reducción en los tiempos de venta así como también disminuye las solicitudes de ofertas al resaltar lo positivo de los inmuebles. Es decir, las ventas se hacen en menos tiempo y a un mayor precio.

El Home Staging requiere considerable experiencia y conocimiento tanto de los temas decorativos como del mercado inmobiliario. Pero tampoco se trata de un saber prohibido, apenas accesible a unos pocos elegidos. Todos podemos aplicar algo de Home Staging cuando nos sea necesario y  ¿Por qué no?  Tener éxito en el intento.

Si te atreves a realizar Home Staging a la propiedad que estas vendiendo o  deseas supervisar adecuadamente a un profesional que contrastaste, no te pierdas los siguientes tips.

1. Que luzca de revista

El Home Staging deja a un lado la funcionalidad. La idea es que  la propiedad luzca atractiva para todos, resaltando los valores propios del inmueble como las panorámicas o los detalles arquitectónicos. Si el lugar luce tan cómodo  y genérico como una foto de revista, vas por buen camino.

2. Con muebles pero con sentido

El Home Staging evita los detalles personalizados  sin apostar por los espacios vacíos. La idea es conservar los muebles más básicos para mantener la escala humana  y facilitar la proyección de los posibles usos de los espacios. Además, como dice la vieja  máxima, los lugares vacíos  siempre se  ven más pequeños

3. Usa lo que tienes

En la medida de lo posible emplea los elementos que tengas a la mano, cambiando solo aquellos detalles  que hacen la diferencia. En especial,  no dejes colchones vacíos y evita el protagonismo de los   electrodomésticos.

4. Cero estridencias

No apliques  colores llamativos y aquellos estilos complicados o marcados.  Inclínate  hacia los espacios agradables que generen sensaciones de sobriedad  empleando colores neutros y formas simples.

5. Sin fotos, gracias

Para ayudar a que los clientes se proyecten  usando la propiedad, remueve todas las imágenes en las que aparezcan los anteriores dueños o arrendatarios, según sea el caso.

 

Rocha Inmuebles

Principios de la decoración minimalista

Entre otras fuentes, bañado  del  revelador mantra modernista “menos es más”  y por  las simples directrices de inspiración zen, el minimalismo tiene un puesto bien ganado entre las tendencias decorativas establecidas de la actualidad. Nadie puede negar que  aporta un ansiado toque de sofisticación y elegancia a los espacios.

Aunque parezca contradictorio, la simpleza del minimalismo es solo aparente, ya que requiere tener muy claro el concepto. Para  ayudarte a convertirte en especialista del minimalismo a nivel samurái, te aportamos algunos principios básicos.

1. MANTENTE EN EL  BLANCO

El blanco suele ser el color protagonista en toda propuesta minimilista.  También puede aplicarse cualquier otra tonalidad, a la que puede agregarse un acento brillante, siempre y cuando solo como maximo un color más.

2. SALUDA AL VIDRIO

Para la sensación visual liviana y amplia propia del minimalismo,  nada como el vidrio en generosas superficies, totalmente descubierto, sin la presencia de textiles o cualquier otro artificio.

3. SE FIEL A LA LUZ

En el minimalismo la luz es protagonista. Cuida la iluminación esmeradamente y tendrás los espacios reconfortantes que caracterizan esta tendencia.