8 Recomendaciones infalibles para vender una propiedad

La venta de una propiedad, en especial si se trata de la vivienda, representa para muchas personas un acontecimiento no sólo trascendental en su vida, sino además, sumamente estresante. Bien sea porque queremos cambiar de vivienda, reinvertir el dinero, satisfacer una necesidad o procurarnos una tranquilidad económica, dar el paso para deshacernos de un inmueble puede generarnos un torbellino emocional y de estrés, capaz de impedirnos tomar las mejores decisiones. Para evitar este y otros inconvenientes a la hora de vender, le recomendamos seguir algunos consejos que le ayudarán a lograr una transacción más exitosa y relajada.

1.-  ASESORESE CON UN ESPECIALISTA:

La primera recomendación que cualquier agente inmobiliario le da a alguien que quiere vender su propiedad es que contrate un agente inmobiliario que lo asesore. Con la ilusión de ahorrarse una comisión, muchos se atreven a pensar que pueden involucrarse en un proceso tan complejo como lo es la venta de un inmueble, sin ningún tipo de asesoría especializada. En realidad, comenten un grave error. La mayoría de las veces solo una buena asesoría es la que puede ayudarle a conseguir un mejor precio para vender. Precisamente, un asesor inmobiliario profesional y honesto está preparado para lograr las condiciones más convenientes.

2.- REVISE LA SITUACION LEGAL Y LA DOCUMENTACION DEL INMUEBLE

Antes de poner en venta su propiedad, verifique con su asesor inmobiliario que no tenga pendiente ninguna carga, hipoteca, medida judicial u otro impedimento legal para la transacción. Lo sano y recomendable es obtener una certificación de medidas y gravámenes (Venezuela) o una Nota Simple Informativa (España), a fin de despejar cualquier duda.

3.- TRAMITE Y TENGA LISTA TODA LA DOCUMENTACION REQUERIDA PARA LA FIRMA

Tramite a tiempo todos los requerimientos, documentos, solvencias, autorizaciones, impuestos o poderes necesarios para firmar la venta o las arras. Recuerde que muchas veces la obtención de cualquier requisito puede demorarse más de lo esperado. También considere que si la propiedad está involucrada con un caso de herencia, divorcio, entre otros, será necesario preparar documentos indispensables para la venta.

4.- CONOZCA LOS PAGOS QUE LE CORRESPONDE REALIZAR COMO VENDEDOR

Asesórese correctamente acerca del monto de todos los pagos, gastos, cargos e impuestos que como propietario le corresponde liquidar con motivo de la venta. Evítese sorpresas desagradables a última hora.

5.- ARREGLE, MAQUILLE, ORDENE Y PONGA SU CASA PRESENTABLE

Eso no quiere decir que la va a reformar o hacerle obras de envergadura pero sí acomodar lo básico y realizarle algunos retoques que hagan más atractiva la propiedad, eliminando los detalles que, no solo le restan valor al inmueble, sino que además pudieran espantar a los potenciales compradores.

Tape las grietas, arregle las humedades, pinte las paredes, repare los grifos defectuosos, ponga a las lámparas las bombillas que faltan, quite de la vista lo que este roto o deteriorado, libere el espacio de exceso de muebles, adornos y cuadros para que los espacios se vean más amplios y, sobre todo, limpie y ordene.

6.-  AVERIGUE QUE SE PUEDE COMPRAR O QUE HACER CON EL DINERO ANTES DE VENDER.

Si el motivo de la venta es cambiar de vivienda, antes de poner en venta su propiedad averigüe primero qué oferta hay en el mercado. No le suceda que luego de vender tristemente descubra que el dinero recibido es insuficiente para adquirir la propiedad deseada y termine comprando una vivienda igual o peor que la anterior. Y aunque no cambie de hogar, tenga clara la finalidad de la venta y el destino del dinero antes de deshacerse de un inmueble. De lo contrario, puede sufrir una gran decepción al hacer un mal negocio.

7.- AVERIGUE EL COSTO DE REFORMAS SI CAMBIA DE VIVIENDA

Si quiere mudarse y piensa que el inmueble que le gustaría comprar requiere ser reformado, averigüe cuánto es el monto aproximado necesario para ajustarlo a su gusto. Planifíquese económicamente, de esta manera evitará errores y posteriores arrepentimientos.

8.- FIJE UN PRECIO JUSTO Y REAL

Fijar un precio ajustado a la realidad, es lo más difícil a la hora de vender. Por lo general, quien vende piensa que lo suyo vale mucho y quien compra, que casi nunca es tonto, aspira a pagar menos.

Si en verdad desea vender, mantenga la sensatez. Evite tomar en cuenta factores como el precio que pagó por la propiedad o la cantidad de recursos invertidos hasta el momento de su venta Simplemente, entérese de los precios de venta de los inmuebles similares al suyo en la misma zona y durante fechas recientes.

En caso de que le persistan las dudas, realice una tasación profesional a la vivienda. Finalmente, cuando haya estimado el precio tentativo de venta, ofrézcalo y escuche las respuestas. El mercado, con sus llamadas y visitas, le dirá cuál es el verdadero valor de su propiedad.

CONSUELO ROCHA