8 Elementos que no pueden faltar en tu Jardín Zen

Más allá de su apariencia  relajante, se dice que con solo mirarlos los jardines Zen pueden ayudar a las personas a sintonizarse con  un estado mental  lleno de tranquilidad y propicio para meditar.   De esta manera, amparados en su linda  imagen y la concepción mística que los origina, los  jardines Zen se han ido extendiendo hasta llegar a popularizarse a lo largo de todo el planeta.

Se dice que probablemente todo comenzó en los templos budistas de  Kyoto, Japón por allá en el año 14  de nuestra era. Desde aquella época,   los jardines Zen estaban concebidos en espacios relativamente pequeños, limitados por las paredes de las edificaciones de un entorno urbano. En principio,  se creaban  con el objeto de nada más observarlos  pero con el tiempo fueron evolucionado y actualmente algunos  de estos espacios invitan a recorrerlos  desde su interior.

Tener tu propio jardín Zen puede ser una tarea muy sencilla. Lo importante es que  cuando lo elabores con tus propias manos o lo encargues a un profesional, no dejes pasar los elementos cruciales de esta hermosa tradición asiática, capaz de combinar de manera magistral el misticismo y la estética más sublimes.

1. La inmutabilidad de la roca 

Las rocas y piedras  son unos de los elementos protagónicos en los jardines Zen.  Su  presencia primitiva y amorfa invita a una sensación de tranquilidad atemporal. Igualmente, se usan para contraponerse a otros elementos como la arena o el agua. De esta manera, se busca fomentar  la meditación acerca del equilibrio entre las contradicciones  de la existencia.

2. El flujo de la grava

Las ondas de  granito blanco o beige  triturado generan  la dinámica visual en la quietud de los jardines Zen.  Las ondas, patrones y senderos de grava cuidadosamente elaborados, representan las corrientes de agua y  son la marca distintiva de estos espacios en su concepción del flujo de la energía vital.

3. La eternidad del agua

Bajo la forma de estanques, cascadas o pequeños cauces, el agua es un elemento que no puede faltar en  los jardines Zen. Su presencia, en contraposición con las rocas, habla un poco acerca de la concepción del Ying Yang.

La presencia de los   coloridos peces Koi agregan vitalidad a los cuerpos de agua y son parte esencial de los jardines Zen. Estas simpáticas mascotas se adaptan por igual a los  espacios pequeños o grandes.

4. La guía de la piedra

La inmersión en la experiencia de los jardines Zen  está guiada por los senderos de piedra. Nada se encuentra al azar porque el visitante debe caminar únicamente por donde el mismo jardín le indica a través de sus caminos empedrados.

5. Una  entrada a la experiencia

Puede ser una puerta como tal o apenas un simple marco de madera, lo cierto es que las  entradas tienen un importante  significado en los jardines Zen.   La idea es que al atravesarlas y transitar por los espacios del jardín el visitante experimente la sensación de encontrarse en una dimensión espiritual y física distinta.

6. Las enseñanzas del arce y musgo

Debido a las características climáticas asiáticas, el musgo y el arce japonés son algunas de las especies más tradicionales  en los jardines Zen. Sin embargo, puedes atreverte con tus las variedades locales para generar el mismo efecto en tus espacios.  El musgo representa la humildad de una planta que crece en condiciones difíciles, mientras que el arce aporta el toque preciso de colores vivos,  característico  de los jardines zen más hermosos.

7. Una vista desde un puente

Con su forma arqueada y su color rojo, los puentes son elemento tradicional  que no puede obviarse.  Por lo general están construidos en madera y constituyen el punto más alto del jardín. Desde allí puede tenerse una vista única del jardín Zen. También se usan mucho los puentes de piedra, bien sea como paso o lugar para sentarse a contemplar.

8. Buda

Representando en cualquiera de sus personificaciones,  la presencia de buda  es un elemento que cumple una función decorativa y espiritual al mismo tiempo. Por lo general puedes situarlo en los lugares más internos del parque y  preferentemente realizado en madera, metal o cerámica.

3 tips iniciales para hacer un buen video inmobiliario

Hoy en día nadie discute la utilidad del video como herramienta para lograr una buena venta. Existen gran cantidad de videoblogers inmobiliarios con emisiones regulares en Youtube, Facebook y cualquier otra red social que llegan a millones de potenciales clientes sin mayores complicaciones. En gran medida, se debe al abaratamiento de las herramientas para la creación y difusión de piezas audiovisuales a un nivel impensable hace una década, lo cual prácticamente da para todo. Por esto, no hay objeciones solidas  contra la realización de un video que apoye  esta y cualquier otra actividad comercial pero si usted piensa hacer un video de ventas inmobiliarias por su cuenta y no es especialista en el área audiovisual, le recomendamos pasar por al menos tres etapas básicas.

Paso 1: Prepárese para lo que viene

Tómese su tiempo. Realizar un video requiere varias horas y algún equipo básico. Al menos le hará falta una cámara con una resolución cercana a la alta definición ( funcionan las del teléfono celular) y un ordenador equipado para editar imágenes en movimiento, tanto desde el punto de vista del hardware como del software. Una vez que planifique el trabajo y tenga claras las capacidades de su equipo puede pasar a la siguiente fase.

Paso 2: No olvide la calidad, pero no pierda el rumbo

Actualmente todo el mundo es capaz de crear un video con una calidad de producción no profesional y hacerlo llegar a una audiencia de  millones. En principio, esto pudo tener su encanto pero la tendencia indica que  las personas prefieren cada vez más los materiales mejor realizados.

De todas formas, no pierda el foco. Recuerde lo que les sucedió a muchas bandas musicales de la era MTV que terminaron siendo conocidas por cómo se veían en lugar de por como sonaban.

Si hace bellos videos que le deleitan a usted y los espectadores  pero al final del día no tiene éxito en las ventas, piense primero en modificar su estrategia comercial y no cambiar su estilo de realización o si prefiere dedíquese a lo que se le de más fácilmente. Tal vez tenga la misma de suerte de aquellos músicos que lucen tan bien, que terminaron incursionando éxitosamente en el negocio del modelaje y la actuación, olvidándose para siempre de su temprana vocación sonora.

Paso 3: Estudie la técnica de realización

No se le ocurra encender la cámara sin tener claro lo que hará después. Piense primero en si ubicará el dispositivo en un trípode o si más bien prefiere manejarlo desde su mano. También planifique las cosas a mostrar en la pieza audiovisual, evitando así grabar a medida que se le van ocurriendo las ideas. En estos casos, el resultado suele ser desastroso y puede volverse perjudicial para su venta y su imagen pública en general.

Más allá de sus aspiraciones audiovisuales, si lo suyo es el negocio de bienes raíces, lo fundamental es mostrar la propiedad.  Para lograrlo recuerde no hacer movimientos bruscos con la cámara y evitar las transiciones saturadas o experimentales que mareen al espectador. Después de todo, el objetivo primario del video inmobiliario es apoyar la venta o alquiler de la propiedad. No sobreproduzca el video pensando en atribuirle  propiedades imposibles. Por más que se diga que una imagen vale más que mil palabras, un video no vende por sí solo. Siempre hará falta la labor del vendedor.

Rocha Inmuebles

¿Y si el inquilino no paga el alquiler y me destroza la propiedad cuando le pida desalojo?

¿Y si el inquilino no paga el alquiler y me destroza la propiedad cuando le pida desalojo?”.

Con esta frase o alguna similar, los propietarios suelen expresar un temor común no solo en España sino también en cualquier parte del mundo. Son muchos los casos de arrendatarios furiosos y malintencionados que optan por esta forma de venganza contra quienes durante un buen tiempo les proporcionaron un espacio para vivir o trabajar regido por un contrato legal.

Una de las razones que brindan fortaleza a este temor, es la aparente impunidad que por tradición respalda a los inquilinos abusadores. Muchas veces los propietarios se encuentran tan desesperados que optan por aceptar cualquier cosa, con tal de ver su inmueble libre de manos ajenas.

Bajo  la influencia de un inquilino nocivo, la gama de daños que puede afectar a un inmueble no tiene límites. Hay arrendatarios que se llevan los electrodomésticos, las cortinas y hasta los closets que no les pertenecen. También pueden llegar a ocasionar destrozos para cargar con herrajes, cerámicas y cualquier otro valioso detalle.

Cuando ocurren estos casos en España los propietarios cuentan con la posibilidad de hacer una denuncia vía penal ante el juzgado de instrucción o la guardia civil. Incluso si los afectados no disponen de un abogado, el Ministerio Fiscal pudiera llevar el caso de oficio y lograr la prisión del agresor y el reembolso económico por los daños causados.

En tal sentido, no olvide hacer un inventario del inmueble respaldado fotográficamente y acordarlo con su cliente de cara al contrato de arrendamiento.  Igualmente,  recuerde que en España, Venezuela, Estados Unidos y en cualquier otro lugar, para alquilar siempre es preferible recurrir a la asesoría profesional calificada en la materia y no confiarse en tratos de palabra o similares. Al hacerlo, se corren riesgos muy graves, como caer excesos ilegales o por el contrario tomar una actitud demasiado pasiva que pudiera llevarle a escenarios perjudiciales.

¿Y si no paga?

Otro tema que quita el sueño a los propietarios es la posibilidad de que un arrendatario se declare en bancarrota para no pagar una deuda acumulada durante años. Para estos casos en España, los abogados especializados pueden establecer mecanismos legales capaces  de conocer las finanzas del moroso y asçi apenas tenga disponibilidad poder cobrarle el dinero adeudado más los intereses.

En cualquier caso, la recomendación básica para evitar situaciones desagradables es  fomentar  una relación cordial y transparente con el arrendado, siempre dentro del marco legal establecido..

Si tiene alguna inquietud en la materia puede consultarnos sin compromiso, en Rocha Inmmueles siempre tenemos tiempo para usted. Asimismo, más allá de ofrecerle nuestros servicios siempre recomendamos solicitar asesoría profesional de su confianza para tratar temas sensibles.

Con la información de https://www.elconfidencial.com

5 trucos sencillos para hacer tus espacios más hermosos

¿Quieres embellecer tus espacios no sabes por donde comenzar? Aunque siempre es deseable, no tienes porque llamar a un decorador profesional ni invertir toneladas de dinero en  costosas piezas de diseño y artefactos de última tecnología . Existe una ABC  aparentemente sencillo pero poderoso que encierra los puntos de partida para lograr tu objetivo. En @rochainmuebles lo traemos para ti.

Píntalo todo

Una buena pintura de tu color favorito siempre va a embellecer tus espacios. No olvides limpiar las superficies antes de  trabajar, así como  también proteger los muebles y objetos pero sobretodo haz las cosas con mucha paciencia.

Recurre a un concepto

Mover cuadros y objetos según un concepto  hará de tus espacios  lugares con sentido estético y funcional. De esta manera, serán cada vez  más habitables e interesantes.

Juega con las luces

Al aprender a trabajar con la luz artificial o natural, descubrirás  como  generar efectos sorprendentes, empleando persianas, cortinas, bombillos y  lámparas, entre otros recursos.

Usa el verde

El uso de  las especies vegetales bajo cualquier directriz,  siempre aligera las energías porque da un toque de calidez y vitalidad agradecido por todos.

Recuerda: la  belleza esta en los detalles

Concentrarse en los detalles se traduce en la diferencia entre un espacio común y corriente y otro digno de admiración. Cuida  las manijas de las puertas, los grifos, los cojines que adornan a los sofás y aquellos elementos decorativos  como las alfombras, cortinas, ventanas de cristal, entre otras. Igualmente, conserva en  buen estado los pisos y las puertas.  Ajustar estos detalles  y otros aparentemente pequeños genera resultados increíbles.

Rocha Inmuebles

Antes de mudarte, no olvideis…

Cuando se trata de cambiar de residencia u oficina, no importa si lo harás a otro país o dentro de la ciudad  de siempre, la trascendencia de la decisión es siempre la misma. El lugar donde vivas o ubiques tu lugar de trabajo tendrá una notable influencia en los más diversos aspectos de tu vida. Por lo tanto, no es una decisión para tomar a la ligera.

Si bien nadie tiene una bola de cristal que adivine como te irá en tu nuevo lugar, desde @rochainmuebles hemos preparado una serie de breves consejos  con la intención de ayudarte a mantener el foco en las cosas importantes de toda mudanza. No son todos los puntos a tomar en cuenta, pero si están algunos imprescindibles. Antes de mudarte, no olvideis…

Mantener los pies en la tierra

Concéntrate en lugares adaptados a tu presupuesto.  Salvo que tengas un raro golpe de suerte, con toda seguridad perderás valioso tiempo y oportunidades si buscas  en el barrio de tus sueños con las finanzas de tu realidad.

Sentir las vibras

Si has elegido una zona en particular, encárgate de conocerla lo mejor posible antes de mudarte.  Visita el lugar  en distintos horarios y averigua  acerca de aspectos como el tráfico, el ruido y la calidad de los servicios públicos. Entre otros  no olvides: agua, electricidad, seguridad,  conectividad y transporte.

Conectarte a las redes

Navega por las redes sociales y averigua acerca de las zonas que te interesan. Con total seguridad recopilarás información muy valiosa  y proveniente de los propios residentes.

Ser tú mismo

Antes de mudarte a cualquier lugar, conviene que evalúes sinceramente  tu estilo de vida.  Respóndete preguntas como: ¿prefieres la tranquilad de una  zona periférica o la comodidad de un lugar céntrico?  Sin dudas las respuestas te guiarán a una decisión adecuada.

Hacer la tarea

Para quienes tienen pequeños o esperan su llegada muy pronto,  resulta indispensable conocer la oferta escolar de la zona donde esperan vivir. Con el tiempo, sabrán por  qué todos los padres dicen que contar con buenos colegios cerca del hogar es una auténtica bendición. No en vano se dice que el mejor cole, es aquel que se encuentra cerca de la casa.

Rocha Inmuebles

Conociendo algo de Domótica

¿Alguna vez ha oído hablar de Domótica?  ¿Le suena esa palabra?  Seguramente que no, pues muy poca gente la conoce, pero si le hablan de vivienda inteligente o internet de las cosas tal vez sí sepa de lo que se trata. La domótica es eso, es la aplicación de la tecnología en el hogar para automatizarlo, o mejor aún, la automatización del hogar. Si nunca lo ha escuchado en la calle pronto lo oirá con frecuencia pues es un término de gran auge en la actualidad.

Etimológicamente hablando el término domótica viene de domus (que significa casa en  latín ) y tica (de automática, palabra en griego, ‘que funciona por sí sola’). Entonces la domótica es el conjunto de sistemas tecnológicos orientados a automatizar una vivienda, susceptibles de ser controlados tanto desde dentro de la vivienda como desde fuera. Se le conoce como viviendas inteligentes porque están programadas para autogestionarse.

También se emplea este término para designar a la disciplina que se dedica justamente a la aplicación de la tecnología, la informática y la electrónica al hogar.

Su utilidad es muy variada, y se aplica en diferentes áreas como la gestión de energía (principalmente en lo que se refiere al ahorro de la misma), la seguridad, las comunicaciones y el confort, confiriendo a los habitantes de una vivienda mayor bienestar en el hogar, ya sea programando las funciones automáticamente a través de una central o red común o comandando las tareas a distancia, desde fuera de la vivienda, mediante un mando o control, todo ello gracias a la conectividad, el uso de redes y el internet.

En la actualidad neveras capaces de saber cuándo hace falta realizar la compra de ciertos productos, robots de limpieza que se programan solos para limpiar las habitaciones, centralitas que regulan la calefacción y la iluminación según la época del año, la temperatura exterior y la hora del día, electrodomésticos y equipos que se encienden o se apagan solos y una infinidad de funciones que facilitan y hacen agradable el día a día en el hogar.

En el área de gestión eficiente y ahorro de energía es útil para la climatización de ambientes con el uso de un termostato, control de toldos y persianas eléctricas, encendido y apagado de electrodomésticos que realicen las funciones del hogar, conexión o desconexión de equipos de uso no prioritario en función de la tarifa por consumo eléctrico en un momento dado, control de la iluminación en el hogar, administración de riego, agua y gas, entre otras funciones.

En cuanto a la seguridad nos ayuda a proteger el hogar tanto de delincuentes e intrusos como de accidentes mediante el uso de alarmas de intrusión, cámaras de seguridad, detectores de incendio (detector de calor o de humo), detectores de gas, escapes de agua, alerta médica y teleasistencia, cierre automático de puertas y ventanas y muchas más.

Igualmente, a través de los sistemas o infraestructuras de comunicaciones que posee el hogar podemos comunicarnos con familiares y amigos, hacer tareas desde la casa como trabajar o comprar, disponer de teleasistencia y telemantenimiento, informes de consumo y costes, gestión del dinero y de las cuentas bancarias, utilización de intercomunicadores, teléfonos y videoporteros, todo sin trasladarse ni moverse de casa.

El confort es una cuestión en la que pone especial énfasis la domótica para brindar a sus habitantes tranquilidad, relax y la mejor calidad de vida. Se imagina habitar sólo y llegar a su casa en pleno verano luego de un largo viaje y con un calor sofocante y apenas entrar encontrar la casa fresca, el aire acondicionado funcionando,  las luces encendidas, las persianas abiertas, música en el ambiente, el café recién hecho, la comida lista en el horno y todo esto con un mínimo consumo energético?  O estar de viaje a kilómetros de distancia y poder activar la alarma, conectar las cámaras o apagar el aire acondicionado que por descuido dejó encendido al salir?  Todo esto es posible gracias a la domótica.

También las personas discapacitadas y de la tercera edad se ven beneficiadas con estos sistemas que ponen a su disposición instalaciones de control remoto del entorno que favorecen su autonomía personal y suplen o ayudan a sus limitaciones funcionales o discapacidad. Entre esos usos podemos encontrar: El control y activación de servicios como el agua, energía eléctrica, gas, aire acondicionado o caldera; el monitoreo y vigilancia remota de estas personas a través de cámaras; la transmisión de la información del usuario con sus familiares o cuidadores de forma constante y automatizada; posibilidad de enviar mensajes de emergencia o activar alarmas en caso necesario

Como vemos las aplicaciones son casi infinitas pero con un objetivo común: Facilitar la organización de la vida cotidiana, con seguridad y economía, permitiendo al usuario vivir más cómodamente según sus necesidades y deseos.

Rocha Inmuebles

Qué se queda, qué se va

Entre las muchas situaciones en las que uno se ve involucrado en esta apasionante profesión de asesor inmobiliario, en cierta ocasión me tocó vivir una totalmente insólita.

Una agradable pareja de mediana edad me llamó para contratar mis servicios de intermediaria en una negociación inmobiliaria que tenían en mente.

Se trataba de la venta de un bello apartamento, excelentemente ubicado en el sureste de la ciudad capital. Aunque no era nuevo, el inmueble estaba muy bien mantenido y, salvo algunos detalles que había que remodelar, lucía muy atractivo.

De inmediato acepté la venta de la vivienda. Al hacerlo, les pregunté como siempre hago, qué se queda y qué se va y ellos me explicaron que se iba todo menos lo que estaba en la cocina, es decir, el mobiliario completo incluido el extractor, la estufa y el fregadero con su grifería y que también se quedaba la nevera y el lavaplatos.

Debido a lo coqueto del apartamento, el precio razonable y la excelente ubicación, el mismo se vendió con relativa rapidez a un señor que era tan educado y agradable como la pareja vendedora, con quien la negociación transcurrió con total fluidez.

Yo le mostré el apartamento y en ese momento le indiqué claramente que se iba todo menos lo que estaba en la cocina, tal como me lo habían explicado los propietarios, pero que no se quedaba nada más. Tan pronto salimos del apartamento, el señor me manifestó su interés en comprarlo. Firmamos el contrato de arras a la semana y un mes después estábamos todos felices cerrando la venta del apartamento bonito, sin contratiempo alguno, hasta una hora después de habernos despedido, cuando me llamó el comprador, estupefacto, diciéndome que los vendedores le habían saqueado el apartamento y que por favor fuera inmediatamente para allá a ver lo sucedido.

Al abrir la puerta del otrora bello apartamento el escenario era desolador. Los vendedores realmente habían desmantelado el apartamento. Lo primero que notamos que faltaba era la manilla de la puerta principal, que era bastante psicodélica por cierto. Luego al entrar de inmediato se advertía la ausencia de los equipos de aire acondicionado que fueron removidos dejando la antiestética marca de donde se encontraban. Se habían llevado los muebles del baño, incluido el lavamanos, la grifería y el espejo, además de los accesorios, entiéndase toallero, porta rollo, jabonera y porta cepillos con su vaso, así como también el cerramiento de la ducha (mampara), que era de vidrio templado.

Los anteriores dueños tambien desmontaron todas las cortinas de la vivienda, las cuales usualmente se dejan porque son a la medida pero sí dejaron tirados en medio de la sala algunos rieles que no servían. Una biblioteca empotrada, también a la medida, la habían desprendido sin cuidado alguno, dejando en la pared soberanas troneras producto del desprendimiento, las cuales no tuvieron la delicadeza de reparar. Todas las lámparas de los techos, incluyendo las embutidas tipo “ojo de buey” y hasta los plafones más sencillos se habían ido, dejando solo huecos en la estructura. Las puertas de romanilla del armario de la habitación ya no estaban, así como la manilla de la puerta, hasta las tapas de los enchufes e interruptores de luz de todo el apartamento, que eran de marca, habían sido retirados.

Un verdadero saqueo era lo que habían realizado los vendedores, tal como lo calificó el comprador. Eso sí, la cocina la dejaron tal cual como habían dicho, no así el lavadero, del que también se llevaron el calentador de agua. La cosa al final se solucionó después de dos semanas de llamadas y discusiones, varias amenazas y la intervención de los respectivos abogados de las partes que fueron los que lograron poner punto final al asunto. Situaciones como ésta, aunque parezca insólito, se suelen presentar en ocasiones, aunque de manera esporádica, afortunadamente.

Qué se queda y qué se va es algo que se determina en cada caso en particular, pues ello  depende, cien por ciento (100%), de lo que acuerden ambas partes, vendedor y comprador.

Ahora bien ¿ Qué es lo que usualmente se estila? Normalmente, salvo acuerdo entre las partes repito, lo que siempre se va, en primer lugar, son todos los efectos personales, como es lógico: ropa, libros, cosméticos, medicinas, joyas, etc., así como también todo el mobiliario de la vivienda, entiéndase por tal, recibo, comedor, sofás, mesas, sillas, camas, poltronas, escritorios, alfombras que no estén empotradas, artefactos eléctricos o electrodomésticos, línea blanca (como lavadora-secadora), etc., y todos aquellos bienes que se puedan mover y trasladar sin menoscabar su propia estructura o la del inmueble donde se encuentran. Esto, por lo general, es lo que se va a la hora de vender una vivienda.

Por argumento en contrario, lo que normalmente se queda es todo aquello que no se pueda trasladar o remover sin menoscabar su propia estructura o la del inmueble donde se encuentran instalados, así como también todos aquellos bienes muebles que están empotrados a la medida en el inmueble o que pasan a formar parte de él (los cuales en Derecho se denominan bienes inmuebles por destinación), como por ejemplo: todas las puertas del inmueble con sus respectivas manillas o pomos y cerraduras, trátese de puertas de habitaciones, de duchas, de closets o la puerta de entrada de la calle; las piezas sanitarias, los accesorios y muebles de baño empotrados con sus topes, grifería y espejos; los enchufes e interruptores de luz con sus tapas; las lámparas embutidas tipo “ojo de buey”, los calentadores de agua, todo el mobiliario empotrado de cocina con su tope (encimera), la campana o extractor y la estufa y el fregadero con su grifería, así como también se entiende que se queda, “normalmente”, salvo acuerdo en contrario, las bibliotecas y muebles empotrados.

Y finalmente, hay ciertos bienes que usualmente presentan dudas y que depende de la voluntad del vendedor o del acuerdo entre las partes, si se quedan o se van y son las cortinas, las lámparas, el lavaplatos, la nevera, las bibliotecas, los espejos decorativos y a veces también los aires acondicionados, entre otros.

Analizando lo anterior, es evidente que mis clientes vendedores no tenían ni idea de lo que es normal o simplemente actuaron de muy mala fe. Por ello siempre lo recomendable es aclarar detalladamente qué se queda y qué se va a la hora de cerrar la venta de un inmueble y especificarlo en el contrato de arras que se firme al efecto, cuando en la negociación se firma este contrato previo.

En casos en los que no existe firma de arras sino que la venta es directa en Registro o Notaría el asunto es más fácil porque la venta, la entrega del inmueble y la entrega del dinero es simultánea y si usted visita el inmueble antes de la firma y no está de acuerdo con lo que se queda y lo que se va pues no hay pago de dinero y por tanto no hay venta.

Por todo esto, siempre es recomendable inspeccionar el inmueble inmediatamente antes de la firma de la venta en el Registro o Notaría, a fin de evitar situaciones desagradables como la que vivió mi comprador en aquella negociación.

Consuelo Rocha.

Claves que ayudarán a ahorrar tiempo y dinero con el Home Staging

Nuestro anterior articulo acerca del Home Staging  despertó mucha receptividad en varios de los miembros de la comunidad de @rochainmuebles, quienes nos solicitaron profundizar en el tema. Esto se debe a que el Home Staging viene ganando cada vez más seguidores entre las personas que desean vender una propiedad. Bien sea  a través de  un especialista o aplicándolo por cuenta propia,  los resultados de su aplicación se reflejan sobre dos aspectos trascendentales: tiempo y dinero.

Concebida como una técnica decorativa para  generar una puesta en escena vendedora en las propiedades,  el Home Staging  tiene comprobado efecto sobre la reducción en los tiempos de venta así como también disminuye las solicitudes de ofertas al resaltar lo positivo de los inmuebles. Es decir, las ventas se hacen en menos tiempo y a un mayor precio.

El Home Staging requiere considerable experiencia y conocimiento tanto de los temas decorativos como del mercado inmobiliario. Pero tampoco se trata de un saber prohibido, apenas accesible a unos pocos elegidos. Todos podemos aplicar algo de Home Staging cuando nos sea necesario y  ¿Por qué no?  Tener éxito en el intento.

Si te atreves a realizar Home Staging a la propiedad que estas vendiendo o  deseas supervisar adecuadamente a un profesional que contrastaste, no te pierdas los siguientes tips.

1. Que luzca de revista

El Home Staging deja a un lado la funcionalidad. La idea es que  la propiedad luzca atractiva para todos, resaltando los valores propios del inmueble como las panorámicas o los detalles arquitectónicos. Si el lugar luce tan cómodo  y genérico como una foto de revista, vas por buen camino.

2. Con muebles pero con sentido

El Home Staging evita los detalles personalizados  sin apostar por los espacios vacíos. La idea es conservar los muebles más básicos para mantener la escala humana  y facilitar la proyección de los posibles usos de los espacios. Además, como dice la vieja  máxima, los lugares vacíos  siempre se  ven más pequeños

3. Usa lo que tienes

En la medida de lo posible emplea los elementos que tengas a la mano, cambiando solo aquellos detalles  que hacen la diferencia. En especial,  no dejes colchones vacíos y evita el protagonismo de los   electrodomésticos.

4. Cero estridencias

No apliques  colores llamativos y aquellos estilos complicados o marcados.  Inclínate  hacia los espacios agradables que generen sensaciones de sobriedad  empleando colores neutros y formas simples.

5. Sin fotos, gracias

Para ayudar a que los clientes se proyecten  usando la propiedad, remueve todas las imágenes en las que aparezcan los anteriores dueños o arrendatarios, según sea el caso.

 

Rocha Inmuebles

7 tips para invertir en inmuebles y no fallar en el intento

Las fórmulas del éxito se venden y se regalan por montón, pero lejos de asegurar por si solas lo soñado, seguro encontrarás en cada una de ellas un pedazo del hilo conductor al triunfo. Solo debes contar con el sentido común necesario para seguir algunas reglas  básicas que todos repiten de alguna manera  u otra.

En el caso de la inversión en bienes raíces, las cosas no son distintas.  Existen  tantas fórmulas y metodologías como personas dedicadas a la materia.

Para comenzar  o repasar algunos principios básicos, a continuación te mostramos el resultado de la consulta con distintos agentes de Rocha Inmuebles y otras agencias amigas, acerca de cuáles son los pasos mínimos para tener éxito en este campo y no desanimarse.  No son todas las recomendaciones, ni están en orden de preponderancia aunque si son de suma utilidad.

1.- Descubre tu motivo

Todo comienza  por una buena razón. Averigua que te impulsa a participar en el negocio inmobiliario  y todo tendrá más sentido que el simple acto de comprar y vender.

2.- Fija tu rumbo

Definir claramente los objetivos  de toda inversión inmobiliaria es  indispensable para lograr el éxito ¿Cómo sabes para donde ir y cómo llegar si no conoces el destino?  No olvides que los objetivos siempre deben ser cuantificables.

3.- Prepara tu estrategia

Una vez definidos los objetivos de la inversión inmobiliaria, corresponde planificar las estrategias para conseguirlos. Sin estrategia no hay éxito.

4.- Pondera lo que quieres

Revisa cuidadosamente las características de los inmuebles que te interesa vender y comprar. Cuando lo tengas claro, podrás salir al mercado con  mayor seguridad.

5.- Haz equipo para ganar

Para vender y comprar propiedades necesitas rodearte de un equipo y es mejor si logras definir una alineación que vaya con tu proyecto. Cada persona puede ocuparse de un aspecto del negocio: notarios, abogados, vendedores, propietarios, promotores, entre muchos otros.

6.- Negocia adecuadamente

Estudia cuidadosamente tus estrategias de negociación. Un buen negociador puede extraer las mejores condiciones  en los momentos más desfavorables. Del mismo modo, una negociación incorrecta  es capaz de arruinar  cualquier estrategia.

7.- Legalíza todo lo legalizable

Conoce  como la palma de tu mano el entorno jurídico donde te desenvolverás. De lo contrario serás superado por quienes  manejan la materia legal  y saben aprovechar todas las herramientas que tienen  disponibles.  Recuérdalo y evítate embrollos: el desconocimiento de las leyes no exime de su cumplimiento.

Sabemos que una vez hayas leído este artículo no te convertirás en el mejor agente de bienes raíces del planeta, pero  contamos con que tendrás una idea más clara del negocio  y el papel que tu podrás desempeñar en él.

¡Buena Suerte!

Rocha Inmuebles

5 Claves del Home Staging

A la hora de vender,  una norma prácticamente universal es saber  ofrecer lo que se está comercializando. Esto puede traducirse en hacer  vidrieras o diseñar empaques atractivos pero ¿de cuáles herramientas disponen quienes venden  inmuebles cuando no  pueden mostrar una casa  en un exhibidor o  colocar una vivienda dentro de  un envase llamativo?

El Home Staging  es una de las estrategias básicas  de todo  comerciante de bienes raíces,  bien sea profesional o aficionado. Básicamente,  consiste en hacer los ajustes  necesarios a una propiedad  con la intención de hacerla más atractiva a cualquier cliente potencial. En principio suena fácil pero  tiene sus particularidades. Más que empacar o hacer una vidriera, se trata de crear  una puesta en escena especialmente pensada para vender.

¿Quieres saber más del Home Staging? Revisa las 5 claves para conocer algo más de esta disciplina.

1) El objetivo del Home Staging es que la propiedad se venda más rápido y al mejor precio posible.

2) El Home Staging no llega hasta las profundidades de una  remodelación ni es tan personal como una decoración. Sencillamente, se trata de aportar a la propiedad un look tan neutro como atractivo.

3)  El Home Staging puede aplicarse  a todas las propiedades  en venta. No importa el tamaño, el tipo de construcción o la ubicación. Todo inmueble  es susceptible de hacerse más atractivo para los potenciales compradores o arrendadores.

4) Un buen Home Staging disminuye  al minino las reducciones de precios en las negociaciones por causa de pequeños detalles  o aspectos  subjetivos vinculados a los estilos decorativos de los anteriores dueños de la propiedad.

5) Vale la pena contratar un Home Stager profesional. Estos especialistas aportan a los propietarios el punto de vista necesario para revalorizar el inmueble,  especialmente en los casos de personas fuertemente vinculadas emocionalmente a sus viviendas, locales comerciales o terrenos y no conciben sus propiedades sin otra decoracion diferente a la que están acostumbrados.