MÁS QUE VENDEDORES SOMOS ASESORES...          

 

 

 

La primera impresión es la que cuenta y en materia de venta de inmuebles ésta es una verdad absoluta.

Sin embargo muchas personas, incluso agentes inmobiliarios, no le dan importancia alguna a las fotos, tomándolas rápido y de cualquier manera, sin dedicarle tiempo ni prestarle atención a los detalles más básicos. Esto es un error garrafal.

Las fotografías son un elemento clave en la venta de un inmueble, pues es lo primeEro que el cliente ve y de ellas dependerá el número de interesados en la propiedad.  Es difícil que unas fotos oscuras, borrosas, descuadradas o mal tomadas llamen suficientemente la atención de los posibles compradores al punto de hacerles visitar una propiedad, lo cual restringe considerablemente el número de candidatos. En caso de que alguno se interese en conocerla, quizá por su ubicación, precio o características, no lo hará con el interés y la emoción suficientes. Al contrario, probablemente estará predispuesto a encontrar una propiedad desagradable y deteriorada, lo cual le restará ánimo de compra y le limitará a usted y a su agente inmobiliario las posibilidades de lograr una buena venta

 

Conozca los trucos para capturar imágenes que atraerán a los potenciales compradores de su propiedad inmobiliaria y procure el éxito de su venta utilizando fotos de calidad. Para ello le hemos preparamos 11 recomendaciones que le ayudarán a lograr imágenes vendedoras.

 

1.- Disponga de un equipo con buena resolución y flash

Asegúrese de que su cámara o teléfono hace buenas fotos, no tiene que ser profesional ni de última generación, basta con un celular o móvil sencillo pero capaz de tomar fotos con un nivel de resolución adecuado y que disponga de flash. Lo importante es que las fotos tengan una resolución óptima, buena luminosidad y foco y que el flash este encendido en espacios internos.

 

2.-  Ilumine

Encienda absolutamente todas las luces del inmueble a fotografiar, aunque sea de día, en especial, las luces de baños, pasillos y espacios cerrados. Una buena claridad es fundamental a la hora de mostrar una propiedad, además que las luces son decorativas y dan un ambiente cálido al lugar. 

 

3.- Ordene

Recoja y ordene todas las estancias que va a fotografiar, no hace falta limpiar, el polvo no se ve en la foto pero el desorden sí. Despeje el espacio, acomode las cosas en su lugar, retire las que estén en el medio y todo lo que estorbe a la vista. Por ejemplo: Camas sin arreglar, libros sin recoger, ollas sobre la estufa, platos sobre la mesa, paños de cocina colgados en los tiradores, tobos de basura a la vista, toallas secándose en la puerta o en la cortina de la ducha. También preste atención a los detalles: Enderece los cuadros, arregle los cojines, retire los manteles, recoja los frascos de encima del lavabo, etc., pues aunque todas esas son cosas comunes en un hogar, en las fotos lucen fatal.

 

4.- Ubíquese correctamente

Fotografíe desde las esquinas, lo más alejado posible de la zona que quiere mostrar y trate de abarcar todo el área a fotografiar. De esta manera, conseguirá que las estancias aparezcan más grandes y se aprecie mejor el espacio.

 

5.- Encuadre

Encuadre correctamente la foto al tomarla. Las líneas verticales deben aparecer perfectamente verticales. Las ventanas, columnas y marcos de las puertas deben aparecer rectas en la foto, no torcidas. Igualmente, fotografíe a la altura de sus ojos en línea recta. No haga fotos hacia arriba, con mucho techo y poco suelo o al contrario, pues no se apreciará adecuadamente el espacio.

 

6.- Evite las contraluces

Fotografíe con las ventanas a un lado o a su espalda. Evite capturar imágenes con la luz de frente, pues esto hará que todo el interior salga oscuro. Si no es posible, cierre las cortinas para suavizar la luz. Tampoco fotografía con el sol de frente, pues igualmente la imagen saldrá oscura.

 

7.- Céntrese en los espacios

En las fotos no deben aparecer personas. Se fotografían espacios, no gente. Las imágenes tampoco deben enfocarse en objetos concretos, como una lámpara, un cuadro, una pared o una puerta sin finalidad alguna y sin mostrar nada más del espacio. No olvide que está mostrando el inmueble.

 

8.-  Repita

Tome muchas fotos del mismo espacio, tanto repetidas de un mismo ángulo como desde diferentes puntos. La finalidad es tener suficiente material para poder seleccionar las mejores fotos. A veces una imagen sale borrosa, movida, oscura y si es la única que tenemos perdimos entonces esa visual.

 

9.- Muestre

Saque fotos a todos los espacios, en especial los de mayor interés para el comprador como son la cocina y los baños. No trate de engañar al cliente escondiendo estancias o mostrando fotos trucadas o retocadas que creen en el interesado una expectativa que no es real. De todas formas, al visitar el inmueble el posible comprador igual verá la realidad y entonces se puede sentir defraudado y desistir de la propiedad al sentirse engañado.

 

10.- Pero…

A pesar de lo anterior, lo que sí es importante es comenzar exhibiendo lo más atractivo de la propiedad, mostrando primero aquellas imágenes en las que se presenta lo mejor y más bonito del inmueble, para así enganchar al cliente y dejando para el final lo menos atractivo. Así, la fascinación inicial atenuará el desencanto que le puedan causar los otros ambientes menos agradables, pero siempre mostrando todo.

 

11. Exteriores

Es recomendable mostrar el exterior del inmueble para evitar sorpresas. Aunque no sea lo más bonito, igualmente el cliente lo verá en persona al realizar la visita, de manera que cuando vaya a conocerlo ya sepa con lo que se va a encontrar. Al tomar la fotos del exterior de la propiedad es importante hacerlo lo más alejado posible y en diagonal, de manera de poder abarcar la totalidad de la edificación.

 

Por último, seleccione con cuidado la imagen más llamativa como foto de portada, la mejor, pues esa es la que verá el posible comprador, es la carta de presentación de su inmueble y la que captará la atención del cliente para que ingrese a ver el resto de las fotos de la galería, a fin de hacer la cita para la visita. De esa foto depende, en buena medida, el éxito de su venta.

 

CONSUELO ROCHA

 

Síganos en Facebook, Twitter e Instagram

 

Lecturas inmobiliarias

  Más allá de su apariencia  relajante, se dice que con solo mirarlos los jardines Zen pueden ayudar a las personas a sintonizarse con  un estado mental  lleno de tranquilidad…

Volver