MÁS QUE VENDEDORES SOMOS ASESORES...          

 

 “¿Y si el inquilino no paga el alquiler y me destroza la propiedad cuando le pida desalojo?”.

Con esta frase o alguna similar, los propietarios suelen expresar un temor común no solo en España sino también en cualquier parte del mundo. Son muchos los casos de arrendatarios furiosos y malintecionados que optan por esta forma de venganza contra quienes durante un buen tiempo les proporcionaron un espacio para vivir o trabajar regido por un contrato legal.

Una de las razones que brindan fortaleza a este temor, es la aparente impunidad que por tradición respalda a los inquilinos abusadores. Muchas veces los propietarios se encuentran tan desesperados que optan por aceptar cualquier cosa, con tal de ver su inmueble libre de manos ajenas.

Bajo  la influenicia de un inquilino nocivo, la gama de daños que puede afectar a un inmueble no tiene límites. Hay arrendatarios que se llevan los electrodomésticos, las cortinas y hasta los closets que no les pertenecen. Tambien pueden llegar a ocasionar destrozos para cargar con herrajes, cerámicas y cualquier otro valioso detalle.

Cuando ocurren estos casos en España los propietarios cuentan con la posibilidad de hacer una denuncia vía penal ante el juzgado de instrucción o la guardia civil. Incluso si los afectados no disponen de un abogado, el Ministerio Fiscal pudiera llevar el caso de oficio y lograr la prisión del agresor y el reembolso económico por los daños causados.

En tal sentido, no olvide hacer un inventario del inmueble respaldado fotográficamente y acordarlo con su cliente de cara al contrato de arrendamiento.  Igualmente,  recuerde que en España, Venezuela, Estados Unidos y en cualquier otro lugar, para alquilar siempre es preferible recurrir a la asesoría profesional calificada en la materia y no confiarse en tratos de palabra o similares. Al hacerlo, se corren riesgos muy graves, como caer excesos ilegales o por el contrario tomar una actitud demasiado pasiva que pudiera llevarle a escenarios perjudiciales.

 

¿Y si no paga?

Otro tema que quita el sueño a los propietarios es la posibilidad de que un arrendatario se declare en bancarrota para no pagar una deuda acumulada durante años. Para estos casos en España, los abogados especializados pueden establecer mecanismos legales capaces  de conocer las finanzas del moroso y asi apenas tenga disponibilidad poder cobrarle el dinero adeudado más los intereses.

En cualquier caso, la recomendacion básica para evitar situaciones desagradables es  fomentar  una relacion cordial y transparente con el arrendado, siempre dentro del marco legal establecido..

Si tiene alguna inquietud en la materia puede consultarnos sin compromiso, en Rocha Inmmueles siempre tenemos tiempo para usted. Asimismo, más alla de ofrecerle nuestros servicios siempre recomendamos solicitar asesoria profesional de su confianza para tratar temas sensibles.

 

Con la información de https://www.elconfidencial.com

 

Lecturas inmobiliarias

  Más allá de su apariencia  relajante, se dice que con solo mirarlos los jardines Zen pueden ayudar a las personas a sintonizarse con  un estado mental  lleno de tranquilidad…

Volver